“Uno intenta poner palabras, palabras, palabras, y si nunca; si siempre hay una distancia, podemos decir, entre la palabra y la cosa representada, si es imposible decirlo todo, bueno, en torno a lo traumático esto se torna paradigmático”
En un intento por representar lo indecible y la secuela ocultada a simple vista, un video-ensayo parece ser la única manera de acercarse a un intento por aliviar tanto tiempo silencio.
En momentos así, en que Latinoamérica intenta correr el velo de la represión (y de algunas representaciones) y se exponen incipientes golpes a los estados de derecho, parece más importante que nunca, no dejar caer a la memoria del pueblo en la oscuridad del olvido.

Videoensayo de Wanelén Farías